Mirar la vida desde la posibilidad
LA MENTE DE UN NIÑO ESTÁ ABIERTA AL APRENDIZAJE

Escrito por: Karina Madueño

Fecha publicación: 12/01/2022

La mente de un niño es como una esponja, los 5 sentidos de un niño están totalmente despiertos al aprendizaje y su sistema nervioso absorbe la información que va recibiendo de su entorno, por lo tanto está en el adulto cuidar y educar con respeto al niño garantizándole un espacio seguro para formar un adulto feliz.

He escuchado muchas veces decir de adultos «los niños no se dan cuenta» esa expresión es enteramente falsa, ya que desde el vientre de la madre el niño recibe todos los estímulos de las vivencias de la madre y del entorno.

Las vivencias de un niño se guardan en el inconsciente y se revelan a lo largo de su vida manifestándose en su comportamiento, su forma de interpretar los hechos e interactuar con el mundo. Es de lo aprendido a través de sus sentidos lo que hace que una persona interactúe con el mundo de una u otra manera.

Un niño criado con criticas, gritos, insultos, peleas se comportará de una manera distinta que uno que es criado dentro del amor, respeto y protección. Es por eso la importancia de nosotros como adultos educarnos en como criar a un niño y como relacionarnos con las personas desde el respeto.

Desaprender antiguas formas para aprender una nueva forma de vivir desde el amor y respeto es nuestra entera responsabilidad.

Para los adultos que fueron criados en su infancia desde el maltrato, el desamor y la falta de respeto por parte de alguno de sus padres, los dos, familiares o figuras de autoridad, es importante la toma de conciencia y el decidir que tu puedes cambiar tu realidad y construirte nuevos recuerdos, puedes sanar esas heridas de la infancia, el desarrollo personal con seguridad te ayudará y si es necesario buscar un profesional que te ayude a superarlo.

También la resiliencia ayuda a mirar la vida desde otra perspectiva, el perdón, la compasión, el poner límites y el aprender a soltar.

Ámate a ti mismo y sobre todo respétate a ti mismo, puede que en tu infancia no lo hayan hecho (no sabemos el trasfondo ni la historia personal de las personas quienes te brindaron el mismo trato que ellos recibieron en su infancia o simplemente no tuvieron esta misma información) pero hoy llega a ti esta información valiosa que te dice: el adulto hoy eres tu y solo tu puedes darte todo el amor y respeto que pueda llenar todos los vacíos de tu infancia.

Enséñale al mundo como tratarte desde tu amor propio y tu autorespeto. Y sobre todo EDÚCATE para que cortes con esos comportamientos dañinos y para que no repitas los mismos patrones de conducta con los niños y las personas que amas. Cuida de ti, cuida de los tuyos, nosotros los grandes sembremos huellas de amor, paz y respeto en los pequeños.

Escrito por:

Psc. Karina Madueño.

Directora LIDERA COACH.

Directora del Programa Coaching Femenino®. Docente de Coaching en LIDERA COACH. Docente de Liderazgo en Lidera Mujer. Capacitadora en LIDERA. Docente en Biosanación Femenina®. Docente de Oratoria en FIMC U. Presidenta Internacional FIMC. Desarrollo de contenidos en coaching, liderazgo y crecimiento personal. Psicóloga, Comunicadora, Coach, Docente, Autora, Speaker. Practicante de Qi Gong.